ENLAZAME

Create your own banner at mybannermaker.com!
Copy this code to your website to display this banner!

premios

PREMIOS POR SWEET POISON Y AIRA

viernes, 24 de julio de 2009

capitulo 3


Capitulo 3

Espere pero nada paso, abrí los ojos para ver porque no me habían atacado, pero todos estaban en el piso inconscientes, solo una sombra oscura estaba de pie y me miraba con unos ojos tan oscuros como la medianoche, ya los había visto en otra ocasión en ese joven con quien choque esta mañana, su cabello mojado comenzó a gotear

--ven…---su voz era tan profunda y misteriosa, que le hice caso. Frente a el, pude ver sus ojos con mayor detalle, negro intenso, en el borde había un toque de gris o verde no estaba segura, pero sobre todo eran fríos, no expresaban nada, las ventanas de su alma estaban cerradas.
Ambos nos estábamos mojando, reaccione cuando me ofreció su abrigo pero negué, para que si ya estaba tan cerca de mi casa y además, también estaba húmedo, tal vez intenta ser amable y no le sale nada bien.

--te acompañare…. A tu casa---volvió a decir, y su manera de hablar era como si me diera ordenes, cosa que me molestaba
Al mirar mi casa, podía contemplar el calor dentro de ella

--quieres pasar a secarte?--- le dije, no me contesto pero camino conmigo y entro, no sabia que decirle, un gracias estaría bien, pero no me salían las palabras

---ese es el baño…---le indique con el dedo, se giro y entro, después de un rato salio perfectamente seco, no dio las gracias, seguía tan inexpresivo,
Subí las escaleras y me siguió, era curioso que a pesar de ser un extraño y tener un aura de maldad, no le tenia miedo, se asomo por la ventana cuando entramos a mi habitación, y yo intentaba discretamente sacar mi ropa interior limpia del armario, junto con mi pijama mas decente o al menos me cubría mas que las demás, era mi short morado de seda muy corto, y una playera de tirantes blanca, entre directo a mi baño privado dentro de mi habitación, pero aun así podía percibir su aura oscura al otro lado,
Termine de bañarme y secar mi cabello, abrí la puerta, no se había movido de donde estaba como estatua o centinela de la noche, todo vestido de negro, me acerque a él con cuidado, pero al verlo de nuevo no pude apartar la vista, lo contemple, algo me hacia desear poder tocarlo, su cabello seco volvió a destellar las llamas rojas, se giro despacio con un movimiento elegante y nuestras miradas se encontraron, una intrigante sensación me envolvió, sus ojos eran hoyos negros con gravedad atrayente, no me había dado cuenta que había dejado de respirar, aparte la vista y hable.

--cual es tu nombre?---mi voz salio en un hilo, delgado y fino apenas audible

--Ethan..—no aparto la vista de mi en ningún momento

--tienes apellido, ethan…?---no se para que, pero tenia curiosidad

--Vlandimir…---en mi cabeza sentí una punzada de reconocimiento que paso rápidamente, pero sabia en el fondo que conocía ese apellido

--puedo hacerte una pregunta?—su voz me saco de mis pensamientos, volví a mirarlo y asentí, era justo después de las mías

--crees en los vampiros?---contuve una carcajada, trague saliva para poder articular palabra, al parecer hablaba en serio

--te refieres a esos chupa sangre, que se queman con el sol, y las cruces, agua bendita, el conde drácula? Son un mito y no, porque lo preguntas?---

--y en las hadas?—su mirada fue mas intensa, yo que creí que eso era imposible, me mordí el labio inferior, porque preguntaba estas cosas? De seguro es un fanático de las caricaturas japonesas
--la verdad me gustan sus historias, pero realmente no creo que sean mas que producto de la imaginación de un niño---

--entiendo.—sonrió, de una manera tan encantadora, mis piernas se tambalearon, mejor me recostaré no me vaya caer y entonces pase una gran vergüenza- pensé

--creo que mejor me iré a dormir, pero si quieres hay una habitación al lado vacía—le dije, para despedirme, tenia que ser amable, oye me había salvado la vida, me cubrí con la sabana

--no.—dijo de manera cortante y frívola

--pero ya nos veremos después, Violett---

--como me llamaste?—no me contesto y se arrojo por la ventana abierta, me levante corriendo, busque algún cuerpo en el suelo, pero no había nada, de este segundo piso no pudo haber sobrevivido, respire profundamente y me fui a dormir, pero antes cerré la ventana, ahora estaba asustada.


Peinaba mi cabello largo color bronce frente al espejo, sedoso y brillante, mis ojos dos zafiros inexpresivos, mis labios rosas me recordaban a la malteada de fresa, pero algo ocurrió, mis ojos se volvieron violetas y en mi boca sentí algo punzante, mire en el espejo y eran dos colmillos de vampiro, una figura negra con aura oscura estaba detrás de mi, era ethan, me gire a él con angustia y muchas preguntas, la garganta me ardia, la tenia seca como si hubiese estado en el desierto por días sin agua, le intente hablar pero no tenia voz, ethan se inclino hacia mi, su aliento estaba frió, temblé como una hoja

--vampiro…---fue lo que dijo y desperté con el corazón latiendo a mil por hora, me intente relajar, pensar con claridad, lo de ayer había sido un sueño? Pero mire la bolsa de mi hamburguesa de MC Donal´s y caí en la cuenta de que todo había sido real, oscar enfermo, la persecución, mi hamburguesa fría y mojada, ethan en mi cuarto y… se tiro por la ventana??, no, eso sí lo soñé….o no??
Llame temprano a mama para informarle del vestido que necesitaba para el baile de invierno de la escuela, con el tema de la enmascarada, también hable con oscar por la tarde, todavía se sentía algo mal, pero dijo que mañana iría a la escuela.

Cuando lo vi en la escuela me saludo con un largo abrazo

--te extrañe…mucho, mucho---me susurro con ternura

--estas preparada para mañana? Te tengo una sorpresa, solo lo mejor para mi princesa…soy un gran bailarín, quedaras fascinada---y me beso, pero esta vez fue diferente, mas intenso lo empuje a los gabinetes plateados y me abrase a el besándolo con necesidad, no comprendía mi comportamiento, pero no me podía controlar, en un instante mire todo blanco y negro, el olor dulce de su sangre fluyendo bajo su piel me quemaba la garganta, podía mirar el punto rojo exacto en donde morder y calmar el ardor en carne viva, bese su mandíbula y luego me incline sobre su cuello, abrí los ojos y mire mi reflejo en los gabinetes, tenia colmillos como los vampiros, lo solté y corrí

Esta no me esta pasando…..es una pesadilla

Llegue a mi casa y me escondí en el baño, respire profundo y me atreví a mírame de nuevo, ya no estaban los colmillos, suspire y luego pensé, corrí de demasiado rápido, en segundos ya estaba aquí, Ho por dios que me sucede?!!
Ethan tiene la culpa, porque desde que me pregunto sobre esos vampiros no dejo de pensar en ello y también la manera en como me nombro al final ¨ violett ¨ provoco algo en mi… tengo que verlo, decirle que me quite o deshaga lo que me hizo

Al anochecer fui al parque, no sabia donde buscarlo, pero aquí siempre suelen aparecer la gente extraña…y si estoy en peligro él vendrá a rescatarme como la ultima vez, al menos que él sea el peligro.

--¡ETHAN!—grite a la oscuridad,

Sentada en la banca fría, con figuras huecas de flores y otras que no conseguí dar forma, esperaba escuchar un sonido o percibir un aura, horas y horas pasaron, el parque seguía vació, todo deshabitado, me decía que ethan no vendría, mejor me fui a casa, aunque parezca patético mantuve la esperanza de verlo en mi habitación, pero me lleve una decepción, no estaba.

Y ahora que le diré a oscar por mi forma de salir corriendo y la manera en que lo bese…

Cuando hablo por teléfono en la mañana del baile, no toco el tema de lo que ocurrió ayer

--esta bien, te veo ahí—corto la comunicación, por la tarde no deje de darle vueltas a lo mismo, recordando mis ojos deliatados, con la pupila negra y el contorno violeta, y los colmillos, afilados y mortales se colocaban en mi boca sobresaliendo en mis labios…

Jessica me pidió ayuda con los últimos arreglos del decorado en el salón de eventos de la escuela, pero no quiero ir, solo me invito para darme ordenes, sentirse superior a mi, es una envidiosa y vanidosa, sobre todo porque oscar me quiere y desde que mi llegada de Italia, todos quieren ser mis amigos, cosa que le caía en la punta del hígado , así que me quedare en mi habitación hasta la puesta del sol. Pensar así, me hacia sentir de verdad como un vampiro, borre mi pensamiento, para buscar mi vestido, un ejemplar blanco de encaje brillante, como escarcha en el invierno, ajustado a mi cintura, con largos y voluminosos listones plateados y me pondré los zapatos cristalinos con piedras de diamantes en imitación .
Para las ocho ya esta lista recogí mi cabello en un peinado sofisticado, con algunos largos mechones sueltos, rizos color del bronce brillante caían delicadamente por mi espalda. Me acomode el antifaz que llevaría como mascara, oscar no me dijo como se vestiría, pero por su gusto, creo que de blanco, pero hablo de una sorpresa.

Entre caminando con naturalidad y bajo la critica de la envenenada mirada de Jessica.
Bebí un refrescante ponche y las luces se apagaron, solo se iluminaba con una luz azul de la esfera de espejos sobre la pista de baile, lo demás con copos de nieve cayendo y monos de nieve colocados por ángulos diferentes, al igual que la luz la temperatura también descendió al menos unos cuantos grados, temblé y un brazo me sujeto por detrás, rodeo mi cintura y me guió hacia la pista, nadie que no sea oscar de atrevería abrazarme, quise ver sus ojos pero sus brazos no me lo permitieron, mire su traje y estaba oscuro,
¡ oscar nunca viste de negro!, la música comenzó lenta y suave como una brisa del mar, nos movimos fluidamente como si fuéramos uno, no percibí ninguna emoción de oscar y eso era extraño, su mano subió por mi vestido, hasta tocar la piel de mi espalda desnuda, siguió su camino, coloco mi nuca en su mano, acunándola con delicadeza, me inclino hacia atrás y cerré los ojos, sentí su aliento frió, cortante como dagas en mi cuello, respiro, inhalando mi aroma, sus labios nunca me tocaban solo su respiración, mis sentidos sufrieron una extraña sacudida, el olfato canalizo los aromas de toda la habitación a mi nariz, su mano estaba fría pero de un exquisito roce que me provoco estremecer, percibí en fluir de su sangre, el oído, no había ruido,? Porque no escuchaba el movimiento de los otros a nuestro alrededor? No importaba por mucho tiempo, nunca antes me había sentido tan viva, oscar se puso tenso y no sentí su respiración pero en cambio, yo no me moví, ni abrí los ojos, esta muy tranquila, que estará haciendo ahora? Paso solo un segundo y sentí algo filoso, suave pero de un estremecedor contacto…

--¡Melodie!!—la voz de oscar? Abrí los ojos para encontrarme con la mirada de oscar a unos metros de mi---

--pero que haces!!?—me grito de nuevo

Si oscar estaba ahí, quien era el que me rodeaba con sus encantadores brazos? Lentamente como en cámara lenta gire para ver de quien se trataba, mire sus ojos oscuros de medianoche, la luz jugaba en su cabello rebelando matices rojos como llamas..

--ethan…---susurre

---¿Qué es …lo ..que ..haces aquí?—mi voz era débil, igual como me sentía ahí, rodeada de su aura, que acababa de percibir

--tu me llamaste…no lo recuerdas?—ahora lo recordaba mis gritos en el parque

Oscar camino hacia mi, empujando a ethan lejos

--¡no vuelas a tocarla!—amenazo, ethan sonrió de manera satisfecha y salio del baile, perdiéndose entre la multitud, su aura desapareció en las afueras, como no me di cuenta antes?
--Mel, cariño, dime la verdad es por él que saliste corriendo el otro día?..—oscar me había sacado de la fiesta hacia los árboles cercanos de la escuela, y en realidad ethan era la razón, pero de la manera en que oscar creía.

--no, oscar yo te quiero, creí que eras tu, se que tal vez no me creas pero todo estaba muy oscuro y luego me llevo a bailar, quien mas se atrevería hacer eso, solo tu tienes la confianza de abrazarme como él la hizo, ni siquiera peter lo haría, me temen

--te creo, debes estar asustada, pero ese tipo era tan….no lo se, malvado, oscuro---me envolvió en sus brazos, respire tranquilamente, escuchando el fluir de su sangre, un hermoso sonido, las mas agradable canción, como si bailara y cantara para mi, oh que deliciosa huele, no puedo mas tengo que probarla tiene que ser mía, en mi boca pude sentir vibraciones, como punzadas algo filoso, se alargaba, los colmillos, esta vez no me importo , inspire el aroma embriagador y muy lentamente me incline sobre su cuello, donde el punto rojo me indicaba, la piel bajo mis colmillos era suave y calida, mordí profundamente, algo se estremeció con fuerza y unas débiles manos me intentaban apartar si éxito, en el momento en que mi lengua sintió el sabor de la sangre en mi boca, no pude parar , quería mas y mas, calida caía por mi garganta, deliciosa y toda mía, sangre

1 comentario:

  1. esta genial si el 1º libro fue fantastico el 2º esta muchísimo mejor a ver si en este libro no lloro xq en el final del primero llore...xD...espero el siguiente cap ,,, esta genial...la mejor historia que he leido...

    ResponderEliminar

premio feliz navidad

premio feliz navidad
por aphrodite( gracias por acordate de mi)

christian

christian
te amo xaide,pase lo que pase, no lo olvides

clay

clay
xaide....ven conmigo

blog amiguis

Image and video hosting by TinyPic"/>/div> Image and video hosting by TinyPic

Powered by BannerFans.com

•Notes in loneliness•
 Círculo Colmillos
Photobucket http://s668.photobucket.com/albums/vv49/FlordeCereza/?action
Se ha producido un error en este gadget.

portada

portada

christian

christian

ÁGATHA

ÁGATHA
linda

violet bookmoom